Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Procedimientos de virtualización compiladas en el interior del kernel

La diferencia más destacada entre los Servidores Privados Virtuales KVM y casi todos los demás tipos de virtualización se fundamenta en la tecnología de virtualización en sí. Gracias a KVM, ya no hace falta ejecutar programas de virtualización especiales en la máquina anfitriona – en lugar de esto, las instrucciones de software imprescindibles se están elaborando en el sistema operativo del anfitrión. Esto reduce significativamente los recursos que el servidor tiene que dejar de lado cuando se trata de utilizar programas adicionales y a su vez hace los mismos recursos disponibles para las máquinas huésped. La falta de un tal nivel de comunicación entre otras cosas, acelera los valores de timeout de entrada y salida, condicionando efectivamente el funcionamiento más rápido de su servidor VPS.
Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Una utilización de los recursos mucho más eficiente

Cuotas del servidor a su disposición ilimitada

Sin la sobrecarga que comprende la existencia de un nivel de virtualización extra a través del cual se encamina el flujo de datos completo en dirección al servidor principal, los Servidores Privados Virtuales KVM se pueden beneficiar de un algoritmo de explotar los recursos del servidor considerablemente mejor. Los procedimientos de la virtualización KVM se integran directamente en el kernel del sistema operativo del host físico, o, en otras palabras, el conjunto de VPS se relaciona con el hardware del servidor sin mediación. La comunicación menos redundante da lugar a más alto nivel de prestaciones reales si se compara con otras soluciones de virtualización.
Una utilización de los recursos mucho más eficiente

Un SO de su elección

Tenga el sistema operacional que desee

Con el Servidor VPS, usted puede contar con la independencia completa del servidor central cuando se trata del sistema operacional. Los programas de virtualización KVM garantizan que los intermediarios se eliminan completamente de la comunicación entre las máquinas guest y el el hardware, con lo que la capa de virtualización independiente pasa a ser redundante. Pues, si cuenta con el disco ISO correcto, no habrá nada más fácil de desplegar un sistema operativo ejecutable en el servidor particular – desde la distribución de Linux poco conocida e incluso la última edición de Windows Server.
Un SO de su elección
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL